¿Sos nuevo? registrate

Posturas y Empuñaduras

Posturas y Empuñaduras
Pocas veces se nos enseña cómo debemos ubicarnos en nuestro instrumento, quizá sin pensar que la postura es básica para evitar lesiones en nuestro sistema musculoesquelético. Como éstas se presentan tardíamente en la vida, nadie le da la importancia que merece al comenzar a tocar, lo que no hace más que acostumbrarnos a posiciones viciosas que luego son más difíciles de corregir.

En primer lugar, debemos sentarnos en una banqueta o una silla para bateristas. Por lo general, tienen un cojinete triangular, con el vértice hacia adelante, de modo que nuestras piernas resbalen a ambos lados del asiento. La espuma del sillín debe hallarse en buenas condiciones; si no es así, se puede encargar a un tapicero que la vuelva a rellenar con este material.

Nuestro torso debe estar erguido, y las rodillas formando ángulos de 90º respecto al piso, cayendo la pierna derecha en el pedal del bombo y la izquierda en el del hi-hat. La planta de los pies puede caer en forma plena en los pedales si tu estilo es heel down o de talón abajo, o sólo en punta si tu estilo es heel up o de talón arriba.


Entre ambos muslos se ubicará la tarola, cuyo borde posterior debe hallarse sólo pocos centímetros por debajo del nivel del antebrazo al colocarlo en paralelo al piso. Esto facilitará los golpes tipo rim shot sobre el aro y el parche.

Si la parte delantera de la tarola se inclina hacia arriba, hacia abajo, o sigue al mismo nivel del borde posterior, esto es, paralela al piso, es ya una cuestión de estilo, y cada una tiene sus ventajas:


- los primeros bateristas la inclinaban hacia abajo, al estilo de los taroleros de las banda de marcha;
- los bateristas de rock suelen ponerla paralela, para reforzar los golpes tipo rim shot; y
- los bateristas de jazz suelen inclinarla hacia arriba, para darle continuidad a la tarola con el resto de sus tambores.

Viene el tema de la empuñadura de las baquetas. Los dos tipos básicos son el matched grip o agarre emparejado, y el traditional grip o agarre tradicional. Ambos tipos comparten el agarre con la mano derecha, pero varían en el de la mano izquierda.

En este último, la baqueta se sujeta entre el pulgar y el índice, y pasa por debajo del dedo medio y por encima del anular. Esta técnica es la seguida por bateristas de escuela y la preferida por los de jazz, ya que si bien resta fuerza a la mano izquierda, le brinda matices más amplios de ejecución.

El agarre emparejado es el más común entre los bateristas de música popular, y es el que yo prefiero. En él las dos baquetas se cogen de manera similar. Se las sujeta entre el pulpejo del dedo pulgar y la parte externa de la 2ª articulación interfalágica del dedo índice de ambas manos. Los últimos tres dedos nos ayudan a dirigir y controlar el rebote de la baqueta.

Se distinguen tres variantes de agarre emparejado, dependiendo del ángulo que forma la muñeca respecto a la superficie de la tarola:


Agarre Alemán, en que la muñeca va paralela a la caja.



Agarre Francés, en que la muñeca va perpendicular a la tarola.



Agarre Americano, en que la muñeca forma un ángulo de 45º.



Como es obvio, el agarre americano viene a ser una posición intermedia entre las dos anteriores, y es quizás por ello la forma más común de empuñar las baquetas. No obstante, cada uno de estos tres sub-tipos ofrece ventajas específicas:

El agarre americano suele emplearse para llevar el ritmo en la tarola y el hi-hat, y para percutir los platillos de estallido (crash y splash) contralaterales.

El agarre francés sirve para aplicar notas fantasmas, golpes con rebote y rim shot en la tarola, para golpear los tomes, para percutir los platillos de estallido ipsilaterales, y para llevar un ritmo de corcheas en el cuerpo del ride.

El agarre alemán es ideal para llevar un ritmo de negras sobre la campana del ride, para ejecutar el cross-stick, y para imprimir más fuerza a la ejecución.


Como ven, estas tres variantes del agarre emparejado se mezclan dinámicamente en toda interpretación.

Finalmente, merecen mencionarse el calzado, que debe ser de planta de goma y lo más liviano posible; los guantes de baterista y/o las empuñaduras de goma, que son unos tubitos a través de los cuales pasan las baquetas; y el atuendo, usualmente consistente en un pantalón suelto, de preferencia corto, y un "bvd" o una camiseta manga cero, todo ello con el propósito de tener amplia libertad de movimiento al momento de tocar.

fuente
1030 visitas