¿eres nuevo en la red social de bateristas y percusionistas?
accede a toda la info GRATIS registrandote registrate

Sonido para Bateristas

Sonido para Bateristas
Sonido y Proceso Sonoro

Se define como Sonido a toda vibración que al propagarse a través del aire sea capaz de producir una sensación auditiva.

Se denomina Proceso Sonoro al trámite que sigue el sonido desde que se produce hasta que genera dicha sensación.

Etapas del Proceso Sonoro

El proceso sonoro consta de 3 fases o etapas bien definidas:

- Producción
- Propagación
- Percepción


Producción

Esta es la primera etapa del proceso sonoro. El sonido se produce tras aplicar una fuerza determinada sobre un material elástico que se encuentra en reposo (relativo o absoluto). El material se deformará y vibrará hasta recuperar su forma original. La vibración generará cambios en la presión del aire alrededor del elemento percutido.

Propagación

Esta es la segunda etapa del proceso sonoro. La vibración es un movimiento mecánico que perturba la situación de reposo del medio que circunda la zona percutida. Se desplaza entonces energía a través del aire en forma de ondas hacia el entorno. Estas son las llamadas Ondas Sonoras que se dirigen hacia el oido humano.

Percepción

Esta es la tercera etapa del proceso sonoro. Las ondas sonoras producidas y propagadas impactan contra unos sensores ubicados en el oído interno, del cual nacen vías nerviosas que conducirán la información hacia el cerebro, que la integrará para reconocerla finalmente como sonido.



Características del Sonido

El sonido tiene 5 características básicas:

Frecuencia, Altura o Tonalidad (sonidos bajos y altos)
Amplitud o Volumen (sonidos débiles y fuertes)
Duración o Envolvente (sonidos breves y largos)
Timbre o Color (distingue la fuente sonora)
Reflexión (diferenciada en eco y resonancia)

Frecuencia, Altura o Tonalidad


Las ondas sonoras tienen una máxima elevación como una mínima profundidad. La Frecuencia del sonido es la cantidad de vibraciones u oscilaciones por unidad de tiempo (el segundo). Cuanto mayor la cantidad de vibraciones el sonido será más alto o agudo, en tanto que un menor número de oscilaciones generará un sonido más bajo o grave.




Su unidad de medida es el Hertzio (Hz) y el oído humano está en condición de percibir el rango entre 20 Hz y 20,000 Hz (20 kHz).

Convencionalmente los tonos se clasifican en:

Subgraves.- 20-50 Hz
Graves.- 50-250 Hz
Medios Graves.- 250-800 Hz
Medios Agudos.- 800-8000 Hz
Agudos.- 8000-20000 Hz

Amplitud o Volumen

La Amplitud está referida a la intensidad del sonido, y puede ser definida como la diferencia entre la máxima elevación y la mínima profundización de las ondas sonoras, extendiéndose entre el silencio y el sonido ensordecedor. Su unidad de medida es el decibelio (dB) y en percusión guarda estrecha relación con las dimensiones del tambor o del platillo.



Duración o Envolvente

La Duración es la evolución del sonido a través del tiempo, el cual constan de 4 etapas estructurales:

Ataque (A=attack).- Desde su inicio hasta alcanzar su máxima intensidad.
Decaimiento (D=decay).- Experimenta una leve disminución.
Latencia (S=sustain).- Luego se mantiene nivelado y permite precisar el tono. En batería la latencia es prácticamente insignificante, a excepción de los platillos.
Desvanecimiento (R=release).- Decae hasta desaparecer.



Sólo con fines didácticos, hemos ilustrado nuestros conceptos con sinusoides perfectos o ideales. En realidad, tales imágenes resumen ondas cuya forma es más aproximada a las mostradas en el siguiente gráfico:



Como vemos, diferentes ondas (melladas) se resumen en una forma promedio (sinusoide perfecto). Estas ondas varían en frecuencia y amplitud para cada tipo de voz o instrumento, y son las que generan la última característica del sonido: el timbre.

Timbre o Color

El Timbre es el que nos permite identificar la fuente sonora, y está dado por la combinación simultánea de diversas ondas. Esto se refleja en formas a veces caprichosas, las que invariablemente están formadas por:

Ondas Fundamentales
Ondas Parciales
Ondas Fundamentales

Son las más bajas (graves), pero a la vez las de mayor volumen (v.gr. "f" en el gráfico siguiente), por lo que determinarán el tono del sonido. En otras palabras, dan la nota musical que corresponda.

Ondas Parciales

Son más altas (agudas), pero también más débiles, y corren paralelas a la onda fundamental. Su utilidad reside en que dan al sonido su identidad (v.gr. reconocimiento instrumental).



Se conocen como Armónicos aquellas ondas parciales que son múltiplos exactos de la onda fundamental (v.gr. "2f" y "3f" en el gráfico anterior).

Nota Aclaratoria.- Existe una confusión muy frecuente que merece una aclaración especial. Si por ejemplo tenemos una nota La con frecuencia f=440 Hz, su doble es 2f=880 Hz, el cual corresponde a La una octava más arriba (más aguda). El doble de 2f sería 4f=1760 Hz, que es La una octava más arriba de 2f. La frecuencia 3f=1320 Hz no será La, ya que pese a ser un múltiplo de f=440 Hz no guarda una progresión geométrica con esta frecuencia; sin embargo, dado que sigue una progresión aritmética se tratará de un armónico de La.

Reflexión

Para los que somos bateristas es de suma importancia conocer una característica adicional: la Resonancia. Cuando las ondas sonoras chocan contra un obstáculo, una parte de la energía es absorbida por éste, en tanto que otra es rechazada en sentido contrario al trayecto inicial. Esto se conoce como Reflexión del Sonido, la cual es de diversos tipos, destacando tanto el Eco como la Resonancia.

El Eco se produce cuando la reflexión del sonido se realiza contra un obstáculo lejano, como pueden ser las paredes de una habitación vacía. En este caso, el sonido reflejado se percibe al ser devuelto por el obstáculo, cuando ya el sonido inicial había dejado de percibirse.

La Resonancia tiene lugar cuando el obstáculo no se encuentra lo suficientemente lejos, de modo que el sonido reflejado se confunde con el sonido primario. Esto es lo que ocurre justamente con los tambores de la batería, pues el sonido producido al percutir un parche batero impacta contra el obstáculo constituido por el parche inferior.

Mientras más delgado el parche inferior, llamado también de resonancia, más ondas lo podrán atravesar o serán absorbidas por él, generando su vibración. Por el contrario, un parche más grueso generará mayor rebote de las ondas, como ocurre cuando tocas en un cuarto no acondicionado acústicamente.

Esto explica por qué el parche inferior de la tarola es tan delgado, a fin de permitir que las ondas que lo impacten hagan vibrar la bordonera. Por otro lado, por qué se sugiere también un parche de resonancia más delgado en los tomes, a fin de minimizar las ondas de rebote, las cuales podrían distorsionar el tono del sonido primario.

Asimismo, deja en claro por qué el parche inferior debe afinarse de manera similar al parche superior, de suerte que las ondas de retorno coincidan en tonalidad con las ofrecidas por el parche de percusión.

De ello se desprende el siguiente aforismo:

qué el tambor suene y resuene con la misma nota!

Sin embargo, cabe mencionar que existen muchísimos bateristas que prefieren emplear la 5ª ó la 8ª en su parche inferior, para aportarle más musicalidad a sus tambores.

Lo de la 8ª se entiende, porque es la misma nota, aunque un poco más abajo (resonante más suelto) o algo más arriba (resonante más apretado). En tal sentido, cumple igualmente con el aforismo antes señalado.

En el caso de la 5ª, recordemos que tanto los acordes mayores como menores la comparten, de suerte que siempre es la misma para cada nota en particular.

Ruido

Se denomina Ruido a un sonido de estructura irregular.

Tipos de Ruido

Pueden distinguirse dos variantes:

Ruido Acústico
Ruido Musical
Ruido Acústico

Es producido por la convergencia de diversos sonidos, los que una vez juntos generan una sensación desagradable; y

Ruido Musical

Llamado así por no encajar dentro de alguna escala musical, pese a lo cual pueden producir una sensación agradable.

Características del Ruido

En realidad, lo que caracteriza al ruido es justamente su falta de estructura, la cual se define en base a 2 criterios:

Distonía
Disonancia
Distonía

Altura sonora variable e inexacta
Disonancia

Ondas parciales sin relación alguna con la fundamental
Un ejemplo al respecto es el que se expresa en el siguientes gráfico, correspondiente a un platillo de batería, el cual se puede calificar como un ruido musical.

1743 visitas
Partituras lecciones y noticias Breve reseña por donde vamos a explorar cada detalle del sonido para bateristas
0