¿Vale la pena ir a la escuela de música en 2018? | Bateristars
Entrar a Bateristars
Para poder descargar contenido, comentar, participar y explorar temas que te encantarán.
  • Inicio
  • Preguntas
  • ¿Vale la pena ir a la escuela de música en 2018?
    Categoria: Noticias > ver todo

    ¿Vale la pena ir a la escuela de música en 2018?

    Saul Cobian 15:59 - 04 ene. 2018
    La enseñanza musical se ha convertido en un negocio demasiado lucrativo. Para las escuelas. Tanto, que algunas escuelas en América Latina gastan mas recursos en atraer nuevo público (mercadotecnia) que en ofrecer un plantel a la altura de lo que ofrecen. Sí... lo digo por la "numero uno de Latino America”.

    Cuando yo fui a la escuela hace 11 años, un trimestre en alguna de las mejores escuelas de Estados Unidos costaba entre 5 mil y 12 mil dólares . Hoy, un periodo de doce semanas te puede costar la módica suma de $20,000 DOLARES. Si los tienes, y este es tu sueño, adelante. Ten en cuenta que estamos hablando de escuelas donde los programas son diseñados por expertos, muchos de ellos los mejores músicos del mundo, pensando en prepararte a un nivel competitivo en una industria exigente. Tu dinero esta siendo bien invertido, y si te quemas las pestañas estudiando, valdrá la pena.

    Pero ten mucho cuidado si piensas hacer una inversión en una escuela en Latino America, en donde las situaciones no son iguales que en nuestro vecino del norte… especialmente en mi querido, muy querido México.

    Cuando una escuela… la que sea, desea ofrecer un programa de estudios respaldado por instituciones gubernamentales de educación… es el gobierno quien impone las condiciones, no la escuela. Esto se traduce en un sin fin de trabas para la escuela, condicionantes y limitantes sin sentido, reglas establecidas por esquemas de educación obsoletos, plazos de certificación absurdos, y sobre todo, el criterio de funcionarios que no entienden absolutamente nada de educación, artes ni música.

    Te pongo un ejemplo muy sencillo. Yo estudie en LAMA, en donde el plan de estudios era diseñado por el jefe de cada departamento, tenías alrededor de nueve clases instrumentales distintas por trimestre, y dos o tres clases de tronco común para complementar tu formación musical. Cada clase especifica, era impartida por un experto en dicha rama, así, Joe Porcaro y Tony Inzalaco, enseñaban jazz, Aaron Serfty enseñaba afrocuban, Mike Shapiro enseñaba funk y Brazilian, Dave Beyer enseñaba rock, etc etc. ¿Me explico? $ 5,000 dólares bien invertidos; y lo mismo va para Berklee, donde los maestros son Esperanza Spalding, Billy Pierce, John Ramsay, Dave Holland, etc.

    Demos vuelta a la página y veamos cualquier escuela de música en México, donde el gobierno federal le dice al plantel que materias impartir, donde el plan de estudios es de una sola clase de instrumento a elegir y el resto de las materias son una serie de materias de tronco común que no aplican a todos los géneros músicales, y enseñados con métodos arcaicos y carentes de pedagogía (pozoli, solfeo de los solfeos, etc ,etc).

    No debes dejarte engañar por la falsa premisa de que al terminar una carrera de estudios musicales en una escuela en México, vas a estar respaldado por un documento oficial. La triste realidad de las cosas, es que la escuela no te va a preparar al nivel que promete. Esto es porque no tiene como hacerlo, y aunque quisiera hacerlo, las instituciones oficiales no se lo permitirán, ya que forzaran a las escuelas a toda costa, a adaptarse a lineamientos que no aplican en el mundo de las artes.

    Si estás convencido de que este es tu camino, te quiero compartir algunos puntos que te pueden ayudar a la hora de decidir donde, como y cuando estudiar.

    Busca una escuela enfocada en la ejecución.

    Como ya mencionábamos, la mayoría de las escuelas ofrecen una formación musical integral, que no se limita al dominio del instrumento que elijas. Se te transmiten además una serie de conocimientos que aunque son indispensables para TODOS los músicos, muchas veces te distraen de la meta de lograr pericia en tu especialidad. El baterista es un músico aparte, y aunque conocer sobre arreglo, contrapunto, armonía,
    o solfeo, es algo que no deberías hacer a un lado, los puedes aprender sobre la marcha o en cualquier escuela de música. Además no forman parte de las herramientas imprescindibles para tu día a día, así que lo mejor es buscar una escuela que ofrezca una carrera enfocada en todo lo que si es trascendental, como estilos, lectura, técnica, ensambles, etc. Musician´s Institute y The Collective son dos ejemplos de escuelas que se enfocan en la ejecución. Como Baterista, esto es lo que necesitas buscar.

    Puedes buscar cursos cortos.

    Una estancia corta en el extranjero, no necesariamente limita la calidad de los conocimientos adquiridos. Una carrera de 4 años con costo de $10,000 dólares por trimestre puede ser impagable. Pero las escuelas que ofrecen carreras “no académicas” (curso diploma), son opciones mas accesibles, y que de ninguna manera representan una perdida de calidad en cuanto a los conocimientos que te ofrecen. Cuando yo estudié en LAMA, el curso completo era de un año. Un año intensivo en el cual literalmente no te quedaba tiempo de nada mas que de pensar en practica, y terminabas con una preparación de primer mundo. Si los profesores son buenos, y el plan de estudio es bueno, un curso de un año o incluso menos, no es nada despreciable. Incluso los cursos de verano o los intensivos de 10 semanas son excelentes para traer a casa material de estudio para rato y un sin fin de experiencias invaluables.

    Ve a buscar conocimiento, no un papel.

    Las escuelas se aprovechan de la necesidad de la gente por poseer un titulo profesional. La preparación real que ofrecen, no representa el sello que portan. Una carrera de un año en el extranjero puede no ser avalada por SEP, o el organismo de tu país, pero te va a aportar mas experiencia y conocimiento que cualquier titulo de una escuela local que no esté actualizada. Un diploma del extranjero se puede revalidar, y aunque no lo hagas, tu habilidad tendrá mas peso que el papel en el muro.

    Se consciente de que las escuelas quieren tu dinero.

    Esto aplica para TODAS. La mayoría de los exámenes de admisión, cursos propedéuticos o audiciones, son simbólicas, y en muchos casos, una farsa. Cumple con todos los requisitos, sin tomártelo tan en serio, y no cometas el error de invertir plata extra en producir un demo (si te lo piden como a mí) en el afán de causar una mejor impresión. No estoy diciendo “sé mediocre”. Nunca debes serlo. Siempre debes dar más de lo que te es posible para conseguir lo que quieres, pero recuerda que la escuela no va a desperdiciar la oportunidad de ganar $ 20 mil pavos si no grabaste tu demo en Sony o en Warner Music. Yo decidí invertir en músicos, traslado, hospedaje y estudio de grabación para entregar un demo decente, y me topé con la sorpresa de que a la escuela eran admitidos absolutamente todos los aspirantes. Dinero tirado a la basura.

    Investiga el plantel docente antes de decidir.

    Todas las escuelas serias tienen en su página web una sección de Faculty en donde listan a todos sus profesores y las materias que imparten. Checa esta sección, checa quien aparece, y sobre todo, checa a los maestros individualmente. Si no los conoces, googlealos, buscalos en youtube, investiga con quien tocan, cual es su trayectoria etc.

    Cuando yo decidí que esto era lo que quería, tenía tres opciones que costaban mas o menos lo mismo: LAMA, The Collective de Nueva york, y Fermatta en Ciudad de México. Después de indagar en sus páginas web, la primera en ser eliminada fue Fermatta ya que aunque su diseño web era muy bonito e inspirador, no mencionaba ni de chiste a sus maestros. Mientras tanto LAMA no perdía ni un segundo en dejarte saber que Ralph Humphrey, Sherman Ferguson, y Joe porcaro eran tus futuros profesores, y The Collective te informaba que Vince Cherico, Ian Fronman y Pat Petrillo eran sus contrapartes.

    Aprovecha la Experiencia.

    Si eres uno de esos chicos que piensan que una carrera de música es como cualquier otra carrera, donde puedes desvelarte una noche antes de la fecha de entrega para hacer todo lo que no hiciste en el semestre, vas a tirar mucho dinero a la basura. Las escuelas en el extranjero son caras porque tienen a algunos de los mejores músicos del mundo, respaldados por una trayectoria de décadas de experiencia, y que en realidad, son parte del plantel porque les encanta enseñar, y no por que ganan bien. De hecho, muchas veces ganan diez veces mas en una hora de sesión que en dos días de clases.

    Son masters con la agenda llena y que muchas veces vuelan de regreso a la ciudad solo para dar la clase que tienen agendada, y luego regresan a sus giras. Si desaprovechas su experiencia y sabiduría, no solo estas perdiendo su tiempo, sino también el tuyo. Te vas a ir a casa mas pobre y mas tonto.

    Planea tu Futuro antes de irte.

    Este punto requiere de mucha meditación y auto conocimiento. Implica que sepas verdaderamente quien eres y que quieres antes de tomar una decisión basada en fantasías y sueños. Soñar esta bien, pero meditar es mejor aún.

    Si eres de una ciudad pequeña, vete preparado para no volver a tu lugar de origen. Si vas a invertir tanto dinero en tu educación, necesitas saber que el paso que sigue nunca puede ser para atrás. Vas a tener que buscar un nuevo hogar en donde puedas aplicar y aprovechar todos los conocimientos que vas a adquirir. En mi caso volver a México pudo haber sido un error, ya que no estoy poniendo en practica ni la décima parte de las habilidades que adquirí en la escuela. Pero también sé que iniciar de nuevo en otro país no era el camino para mi. Por eso volví a mi país, y seguiré aquí, pero si pudiera volver al pasado a decirle a mi yo inexperto todo lo que sé hoy, quizá me lo pensaría dos veces antes de irme.

    Por otra parte, si vives en una ciudad donde hay una escena activa de la música que te interesa, quizá ni siquiera sea necesario que te marches, porque en donde estas tienes muchas oportunidades de crecer. A menos que aspires a más aun, o a algo distinto a lo que tu localidad te ofrece, no tiene mucho sentido en ir a gastar toda la plata en adquirir algo que el tiempo te va a dar de todos modos.

    Te voy a poner el mejor ejemplo de todos. Antonio Sanchez. Antonio estudió en Berklee y en la Universidad de Nueva Inglaterra. Si el hubiera vuelto a México, quizá no hubiera tocado con Pat Metheny, Chris Potter, Alex Sipiagin, Chick Corea, etc. Pero, también estoy seguro de que de no haber estudiado en el extranjero, eventualmente hubiera llegado a donde está, ya que es un trabajador incansable y un talento incomparable.

    Estudia mucho, Toca aun más.

    Esto es sumamente importante, e incluso quizá después elabore mas sobre este punto. A todos nos han dicho que practiquemos hasta cansarnos y luego practiquemos más. Pero lo que muy pocos te dicen es que hay mucho mas aprendizaje en jamear con otros músicos que en practicar cinco horas en un cubiculo. Cuando Mike Shapiro me lo dijo fuí muy escéptico, pero hoy, me doy cuenta de que tenia toda la razón del mundo.

    Los músicos dependemos de las relaciones con otros músicos. Encerrarte a practicar todo el día, atrofia tu habilidad de socializar, y si eres un introvertido (como yo), esto puede ser mortal. Necesitas fortalecer tu carácter y tu habilidad de relacionarte con los demás, tanto como necesitas aprender el paradiddletripleratamacueinvertidobleflamacue. Y si ya estas en el extranjero, donde vas a tener cerca a músicos de todo el planeta… pues vas. No desperdicies tus oportunidades de aprender de los demás, encerrado practicando. Este fue quizá el error mas grande que cometí en mi corto tiempo en Pasadena.

    Pongo todos estos puntos sobre la mesa, porque la era digital ha hecho posible que tengamos acceso a toda la información y toda la música que antes era sumamente difícil conseguir. Yo no me voy a cansar de decir que los discos son la mejor escuela, y si no tienes los medios de invertir en una escuela cara, no tienes por que sentirte limitado. El internet ha hecho que el mundo sea cada vez mas pequeño, y tenemos la responsabilidad y la oportunidad de usarlo para bien nuestro y de los demás.

    La música es un arte sublime y el arte no se aprende en las escuelas. Las escuelas solo te dan las herramientas para desarrollar tu propia creatividad. Si piensas seriamente en estudiar música, enrolarte a una escuela puede ser sumamente benéfico, pero si eres sensible y talentoso, el andar es el que te forja. Mucho swing.

    Comentarios

  • Darry Torrenegra Excelente todos esos.conceptos en realidad amamos la.bateria y debemos enfocarnos y socializar más en ella , gracias por sus conceptos
  • Registrate o inicia sesion para comentar o destacar